La detección temprana ante cualquier anomalía que se pueda presentar, depende de una visita médica periódica.