Como muchos eventos catastróficos, sólo se puede apreciar plenamente la magnitud del impacto que el cáncer causa en un individuo y en la familia cuando esta devastadora enfermedad nos asesta un golpe mortal, atacando a nuestros hijos, padres y seres queridos. Desafortunadamente, muchos de ustedes, tarde o temprano, experimentarán este desgarrador dolor.